lunes, 3 de julio de 2017

El poder de la sonrisa


Decía el francés Víctor Hugo sobre el buen humor de las personas: “La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano”. Con estas palabras el francés, autor de Los Miserables, sin quererlo nos alertaba de lo beneficioso que es la risa como práctica habitual. Y si miramos a literatos del otro continente, el estadounidense, Mark Twain, también alababa las bondades de reír: “La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa”.
Y es que la risa es un arma eficaz porque es capaz de transformar nuestra vida. No exagero. Los beneficios que de ella se obtienen son incontables. En la vida podemos optar por dos actitudes: tomarnos la vida con acritud o tomarla con humor. Yo optaría por lo segundo, interiorizando actitudes similares al humor.
Bernabé Tierno, psicólogo, pedagogo, psicoterapeuta y escritor español,  cree que hay diez pilares de la felicidad: “Amor, humor, empatía, sabiduría, libertad, salud, motivación, autocontrol, valentía/ voluntad y grandeza de espíritu”. Es decir, el humor está situado en el segundo puesto, tras el amor.
Y es que tomarse las cosas con humor hace que aprendamos a disfrutar de los pequeños instantes de felicidad que nos regala la vida. Y hace, además, que sepamos tolerar el fracaso, la decepción y el desengaño; asimismo, nos capacita para desarrollar una actitud proactiva frente a los problemas. No se olviden, queridos amigos: “solo vivimos lo que disfrutamos.”
Sobre la risa, María Eugenia Polo, nos plantea algo muy interesante que deberíamos tomar en cuenta: “Al ser humano se le ha llamado también homo ridens, puesto que solo él es capaz de adoptar una actitud jocosa ante la vida. ¿Por qué no aprovechamos esas capacidades que se nos han regalado?”.
Debemos ser conscientes de que, cuando nos reímos de forma enérgica, movemos nada menos que 430 músculos de nuestro cuerpo, algunos de los cuales únicamente se activan al mover el diafragma cuando reímos a carcajadas.
Estos son los beneficios de la risa planteados por la denominada ‘Risoterapia’:
  1. Cura la depresión, el estrés y la angustia.
  2. Nos ayuda a sentirnos mejor: serenos y empáticos.
  3. Limpia y ventila los pulmones.
  4. Mejora la oxigenación del cerebro y del cuerpo en general.
  5. Regulariza el pulso cardíaco.
  6. Facilita el trabajo del aparato digestivo y regula el intestino.
  7. Relaja los músculos tensos.
  8. Disminuye la producción de hormonas que causan el estrés.
  9. Reduce la presión arterial de la sangre.
  10. Provoca la quema de calorías.